sabinas Hidalgo, n.l.

Sabinas Hidalgo es un municipio del estado de Nuevo León, México; se ubica al norte del estado, limita al norte con Lampazos; al sur con Salinas Victoria e Higueras; al este con Vallecillo y Agualeguas; al oeste con Lampazos, Villaldama y Salinas Victoria.

FUNDACIÓN

El General Ignacio de Maya fue el fundador oficial de esta población el 25 de julio de 1693. Día del Apóstol Santiago 1693; llamándola Real de Santiago de las Sabinas, posteriormente se le denominó Villa de Sabinas Hidalgo, en honor del Padre de la patria Don Miguel Hidalgo y Costilla.El nombre Sabinas proviene de la gran cantidad de Sabinos (Taxodium mucronatum)(árboles que los españoles confundieron con aquellos del viejo mundo) Y se constituyó en ciudad en 1971 con el nombre actual.

El Licenciado Don Francisco de la Calancha y Valenzuela fue el primer poblador del Real de Santiago de las Sabinas, esto en el año de 1692.

Su fundación se basó en el hecho de encontrarse un manantial, el cual fue transformado en parque en la década de 1920 y el cual es conocido como El Ojo de Agua, además de este balneario también se cuentan entre sus atractivos turísticos los parques La Turbina y El Charco del Lobo y el Templo de la Parroquia de San José, construido en el siglo XVIII, frente a la plaza principal.

De la primera merced únicamente se hacen válidos doce sitios de ganado mayor, ya que una parte de las tierras que se amparan con dicha merced estaban «de la otra banda del río de las Sabinas por estar estos terrenos poblados por mercedes, aunque modernas, por no hacerlas perjuicio a los dichos que están poblados, que son del General Pedro Echeverz y Subiza y el General Antonio Fernández Vallejo».

Aceptando finalmente propiedad sobre catorce sitios de ganado mayor, tres de ganado menory ocho caballerías de tierra que «se empezaron a medir desde los linderos de las tierras del Sargento Mayor Don Antonio López de Villegas, que fue citado y empezó desde un punto que llaman las Piedras Coloradas, Cerro de los Picachos, debajo de estos linderos quedaron enterrados los sitios referidos con sus caballerías de tierra, con sus entradas y salidas, aguajes y abrevaderos, incluyendo debajo la población de dicho señor comisario, y por lo que mira a la calidad de dichas tierras, son muy montañescas y de pocos aguajes, por lo que mira a la labor que tiene en beneficio, es muy buena aunque se ha abierto a punta de hacha por haber visto los troncos de los chaparros cortados; así mismo certifico por público y notorio que fue el primer poblador de las Sabinas y luego los demás. La fecha de fundación del Real de Santiago de las Sabinas se obtiene por las siguientes referencias: A) De los documentos que amparan las propiedades de los primeros pobladores, o. B) De referencia que después en los documentos oficiales se ven asentados.

Así por ejemplo el Licenciado de la Calancha y Valenzuela alegando antigüedad y derecho del primer poblador expone en 1710 «que tengo poblado dicho valle ha tiempo de 18 años» o sea en 1692, correspondiendo la fecha seguramente a merced que le otorgaba el Gobernador Pedro Fernández de la Ventoza. Más la fundación del Real como tal, es decir de una población minera, se sitúa en tiempos del Gobernador Juan Pérez Merino, en 1693, coincidiendo esto con la afirmación que hace lo propio de la Calancha y Valenzuela al testimoniar en el citado documento que «a su invitación entró con esta parte el General Ignacio de Maya y luego los demás».

Hay que distinguir dos tipos de poblaciones originales entre 1692 y 1693 en el Real de Santiago de las Sabinas. Por una parte el Licenciado de la Calancha y Valenzuela como primer poblador concentró a los trabajadores en su hacienda de labor que sería después la Hacienda de San Francisco Javier y luego la Hacienda Larraldeña.

Por otra parte la población minera que tomó auge a partir de 1693 con la actividad del General Ignacio de Maya y de su yerno el General Pedro Echeverez y Subiza que se situaron en la banda norte del río de las Sabinas. Se reconoce como año de fundación el de 1693 pues en los documentos oficiales de 1731 a 1836 se hace referencia aludiendo a tal año.

La solicitud que el General Ignacio de Maya hace ante el Gobernador Pedro Fernández de la Ventoza para que se le otorgase una merced de dos sitios de ganado mayor y cuatro caballerías de tierra en el río de las Sabinas marcaba las siguientes referencias: «de la una y otra banda, donde más cómodo fuere y por potrerillo como legua y media de dicho río, como quien va a cabeza de víboras, a mano izquierda y unas lomas largas, basas, por el otro lado hojito de agua…como un carrizalejo» lo pide, «por las noticias que se me dieron del descubrimiento de las minas que se han hecho, intitulado Nuestra Señora de San Juan y Boca de Leones viene a las dichas minas en consideración de haberme parecido la calidad de los metales pretendo poblarla por hallarme con los avíos necesarios y adherentes, mulas y todo los demás anexos para lo cual solicito fundar un molino de agua»

Esta solicitud fue resuelta satisfactoriamente al General Maya, marcándosele a partir de la banda norte del río. La merced está dada el 3 de febrero de 1692